Cultivo de Raíces y Tubérculos

Cultivo de Raíces y Tubérculos

Llamamos tubérculos o raíces a la hinchazón orgánica de las raíces de ciertos vegetales, estos tienen la función de almacenar sustancias alimenticias para la nutrición de la planta y su reproducción posterior.

Existen más de mil cuatrocientas variedades de tubérculos, de cuyas especies puras se consiguen híbridos. Los suelos más adecuados para su cultivo son los francos, ligeramente arenosos y ricos en mantillo. Necesita gran cantidad de abono orgánico, de treinta mil a cincuenta mil kilogramos de estiércol por hectárea. Se plantan enterrando un tallo, trozos del mismo con nudos (ojos) o tubérculos de cuatro a cinco centímetros de diámetro. La cosecha se realiza cuando la hoja esté lacia. El tubérculo se extrae del suelo a mano o mediante un arado.

En los tubérculos, se encuentra una gran reserva de diferentes sustancias, entre ellas la mas constante es la  de almidón. Los tubérculos son generalmente subterráneos.

Características de los tubérculos y raíces

Con características muy variadas y sabores que van desde el terroso hasta el dulce, son uno de los alimentos más nutritivos, económicos y versátiles de la naturaleza. Al igual que las raíces, los tubérculos pueden realizar dos funciones principales:

Absorber minerales y agua del suelo para mantener el crecimiento y la alimentación de la planta. Anclar la planta a la tierra para proporcionarle una base estructural. Cuando cortamos un tubérculo de tallo en secciones, de cada sección crecerá una planta; esto no sucede con los tubérculos de raíz.

Las plantas de los tubérculos de raíz y los tubérculos de tallo tienen diferentes estructuras: En los tubérculos de raíz, existe una raíz única que perfora el suelo, por ejemplo una zanahoria o una chirivía. En los tubérculos de tallo, una sola planta puede producir varias raíces tuberosas. Una planta de zanahoria producirá una zanahoria, mientras que una planta de papa puede producir varias papas (una papa es un tallo agrandado) Debido a su contenido de carbohidratos (almidón), son un cultivo alimentario importante en todo el mundo y se consideran una excelente fuente de energía.

¿Cuál es la diferencia entre raíz y tubérculo?

En general las plantas tienen 3 partes principales: raíces, tallos y hojas. Las raíces casi siempre son subterráneas y tienen varias funciones, por ejemplo: 1) anclar la planta, 2) absorber agua y minerales, 3) bombear estos nutrientes hacia el resto de la planta, 4) almacenar alimentos y agua, 5) iniciar, coordinar y comunicar innumerables procesos vitales. Como ves, las raíces son el “corazón”y el “cerebro” de la planta.

Los tubérculos también crecen bajo tierra, pero en esencia tienen una sola función: almacenar nutrientes y agua para el invierno, de modo que la planta pueda comenzar a crecer nuevamente en la primavera. Se pueden formar a partir de tallos subterráneos, como es el caso de las “papas” y “ñames”, o pueden ser una forma especializada de raíz, como las “batatas” y las “remolachas”.