Fertilización del cultivo de cacao

Fertilización del cultivo de cacao

La fertilización del cultivo de cacao es un proceso a través del cual se prepara a la tierra aplicando sustancias que tienen el objetivo de hacerla más fértil y útil a la hora de la siembra y la plantación de semillas. Existen diferentes tipos de fertilización que se pueden implementar al cultivo de cacao.

Tipos de Fertilización

Fertilización del suelo

Se debe fertilizar o abonar el suelo aplicando la dosis recomendada por un análisis de suelo en dos o tres aplicaciones por año para mejor resultado realizar esta labor en épocas de lluvias.

Fertilización química

Se debe aplicar la dosis recomendada por el análisis de suelo o foliar hasta que el árbol de cacao haya cumplido el ciclo de vida productivo los niveles de potasio alto, fósforo medio y nitrógeno bajo; son las característicos en los suelos cacaoteros: el potasio (K) es el nutriente más absorbido por el cacao, seguido por el nitrógeno (N), calcio (Ca) y magnesio (Mg).

En estos sitios la fertilización debe empezar con una aplicación de 200 gr de Superfosfato Triple los cuales se deben mezclar complemente con el suelo del hoyo de siembra.

Fertilizacion cacao

En estos suelos, la aplicación de “N” y “K” debe iniciarse inmediatamente después de la siembra. En suelos más ricos la aplicación de fertilizantes es menor y depende del contenido inicial de nutrientes. El manejo de la nutrición del cultivo del cacao debe tener en cuenta la cobertura de sombra, la densidad de plantas y el estado nutricional del suelo.

Para la plantación se recomienda aplicar los siguientes fertilizantes 60-90-60, roca fosfórica combinado con guano de isla o el compuesto 12-12-12, se aplica en los hoyos donde se instalarán las plantas en campo, la cantidad es de 50 a 60 gramos por planta y 1 kilogramo de materia orgánica por hoyo.

Fertilización cacao

La fertilización del cultivo de cacao es una labor muy importante para mantener la producción, esto permite reponer los micro y macro nutrientes como son (N, P, K, Ca, Mg, S, Na, Fe, Mn, B, Co, Cu, Mo, Zn, Cl) extraídos del suelo en el proceso de producción.

Fertilización orgánica

Abonos orgánicos

Para hacer un abono orgánico, el compost se puede producir con los recursos que se cuenta en la chacra, como pulpa de café, cáscara del cacao, estiércol de animales domésticos, basura orgánica, rastrojos de las cosechas, etc.

Éstos elementos se mezclan con minerales naturales como la Roca Fosfórica, sulfato de potasio y magnesio, cal, ceniza de la cocina, etc. Para ello se necesita una temperatura adecuada que tenemos en la zona. Por ello, produciremos un buen abono orgánico.

Procedimiento
  1. capa: Colchón de hojas, hierbas o vástago de plátano de 25 cm
  2. capa: 25 cm de estiércol animal.
  3. capa: 25 cm de pulpa de café y/o tierra negra.
  4. capa: 2 kilos de ceniza, cal o roca fosfórica por metro cuadrado.

Como el material del abono debe estar húmedo se aplicará riego en caso necesario antes de taparla.

Por último, se tapa la abonera con una capa de 3 cm. de tierra negra y se cubre con hojas de plátano o hierbas para protegerla del sol, de la lluvia y de los animales. Las estacas o varas se retiran después de ocho días, dejando los respiraderos. Si se quiere hacer una mayor cantidad de abono se duplica la cantidad en cada paso anteriormente mencionado.

Primer Volteo

A los treinta días de construida la pila se voltea, dejando las capas de arriba hacia el fondo y las de abajo hacia la superficie. Se humedece de manera moderada y se cubre nuevamente con una capa de tierra fina y hojas de plátano o rastrojo.

Fertilización cacao
Abono orgánico para fertilizar el cacao
Segundo Volteo

A los treinta días después se repite el procedimiento anterior. A los treinta días siguientes, el material orgánico estará descompuesto, y el abono ha adquirido un olor a tierra de bosque. Durante el proceso de compostaje la cantidad de materia orgánica disminuye a una tercera parte, cuando ya esté listo se debe fertilizar el cacao con este abono.

Fertilización Foliar

El Caldo Súper Cuatro se usa en plantaciones de cacao para suplir deficiencias de magnesio y de elementos menores (cobre, zinc, boro). Esas deficiencias se pueden detectar con un análisis foliar, análisis de suelo, y con síntomas en algunas partes del árbol.

Preparación de abono foliar

Existen varios abonos foliares, sin embargo, en esta ocasión vamos a hablar sobre el abono Caldo Súper Cuatro, para prepararlo use un recipiente de plástico de 220 litros con boca ancha, que no sea de color rojo ni amarillo, y ubiquelo junto a un árbol grande y frondoso.

Método de aplicación

Filtre la solución y mezcle cada 4 litros de caldo súper cuatro en 100 litros de agua, con una fumigadora aplica sobre el follage de las plantas y el suelo durante los siguientes 30 de días de preparado.

Para la aplicación del caldo super cuatro adecua según las deficiencias de elementos que se observan en el cacaotal.

Por ejemplo, si únicamente se presenta deficiencia de magnesio, podrá reducir la preparación del caldo a 2 o 3 pasos. Prepare el caldo base de la primera semana y en la segunda semana adicione el sulfato de magnesio y la miel de caña o melaza. En la tercera semana complete el caldo con el ácido bórico, la miel de caña o melaza, la harina de huesos, la leche fresca y el hígado de res. En la cuarta semana ya lo puede aplicar para fumigar el cultivo.

Fertilización cacao
Fertilización cacao

Para la producción orgánica no se debe aplicar productos químicos algunos de fertilizantes recomendados son: guano de Isla, compost, humus de lombriz y Biol, abono bocachi entre otros. Para la aplicación de las enmiendas en el suelo se recomienda; roca fosfórica, compost, dolomita, cal agrícola y Magne /Cal.

Fertilización cacao

Para la aplicación de fertilizantes y enmiendas, se recomienda aplicarlo por golpes en cada hoyo antes del trasplante y al boleo antes de la poda, siguiendo la dirección del borde de la copa o área foliar, en terrenos planos y en forma de media luna en terrenos con topografía accidenta. Exceptuando al Biol, que debe ser aplicado de preferencia en el área foliar y en toda la planta.

Para tener una buena producción se debe aplicar la fertilización del cultivo de cacao recomendada y la dosis según la deficiencia que haya en el suelo y las necesidades de la planta.

Síntomas

Todo cultivo presenta síntomas que indican la ausencia de ciertos nutrientes, es importante saberlas identificar para aplicarles soluciones a tiempo.

Deficiencia de potasio

Los síntomas de deficiencia de potacio “K” aparecen inicialmente en las hojas más viejas y se acentúan con el desarrollo de brotes como consecuencia del traslado de nutrientes de tejido viejo a tejido joven. En las hojas maduras los síntomas se inician como parches entre las nervaduras de color verde amarillento pálido ubicados cerca de los márgenes de las hojas.

Deficiencia de fósforo

Fertilización cacao

Cuando existe deficiencia de fósforo (P) la planta crece lentamente y las hojas, especialmente las más pequeñas no se desarrollan. Las hojas maduras desarrollan un color pálido en los filos y en las puntas, mientras que las hojas jóvenes se tornan más pálidas que las venas. Más tarde se queman los filos de las hojas.

Deficiencia de Nitrógeno

Fertilización cacao

La carencia de nitrógeno “N” se manifiesta en reducción de la velocidad de crecimiento de las plantas. Una planta sometida a condiciones de deficiencia detiene su crecimiento en pocas semanas y rápidamente presenta enanismo.

Deficiencia de azufre

Los síntomas de deficiencia de azufre (S) son a menudo difíciles de distinguir, debido a que se confunden con los síntomas de deficiencia de nitrógeno “N”. Los síntomas se presentan inicialmente en las hojas nuevas que desarrollan un color amarillento brillante incluyendo las nervaduras, sin embargo, no existe reducción marcada del tamaño de las hojas.

Posteriormente el brillo desaparece y la tonalidad es pálida y el síntoma aparece en todas las hojas. También aparecen necrosis apicales que luego se enrollan y finalmente las hojas caen.

Deficiencia de magnesio

El síntoma típico de la deficiencia de magnesio “Mg” aparece como una clorosis que comienza en las áreas cercanas a la nervadura central de las hojas más viejas, luego de un tiempo el síntoma se difunde entre las nervaduras hacia los bordes de la hoja. A medida que la carencia avanza, los filos de las hojas entre las nervaduras se tornan pálidos y se inicia la necrosis por la fusión de las áreas afectadas. En casos severos de deficiencia se presentan áreas necróticas aisladas.

Deficiencia de calcio

Los síntomas de deficiencia de calcio (Ca) aparecen en las hojas más jóvenes, las cuales presentan parches necróticos que se inician como manchas blancas en la región intervenal cerca de los márgenes.

Posteriormente estos parches pueden fusionarse para formar áreas necróticas marginales, las cuales son más extensas en las hojas de mayor edad. En casos de deficiencia severa ocurre una caída prematura de las hojas y muerte de los brotes y yemas.

Deficiencia de boro

Fertilización cacao

La deficiencia de boro (B) afecta los puntos de crecimiento activo de la planta, por esta razón, los síntomas característicos se presentan en los tejidos más jóvenes, mientras que los tejidos de las hojas maduras aparecen sanos.

Uno de los primeros síntomas en aparecer es una reducción en el tamaño de los entrenudos, acompañado de la formación profusa de chupones y de hojas encrespadas en las cuales se curva la lámina hacia el exterior y el ápice se enrosca.

Deficiencia de zinc

Los síntomas de deficiencia de zinc (Zn) pueden observarse en la hoja en un estado temprano de su desarrollo y consisten principalmente en deformaciones foliares, cuya gravedad aumenta con los brotes sucesivos.

Los síntomas más útiles para diagnosis visual son las venas prominentes en las hojas muy jóvenes, la reducción en el ancho de la lámina foliar, el enrollamiento en espiral, la presencia de clorosis en las nervaduras principales. En ausencia de esas deformaciones los síntomas son más difíciles de reconocer.

Deficiencia de hierro

Los síntomas de deficiencia de hierro (Fe) aparecen primero en las hojas jóvenes. Inicialmente se observa una clorosis intervenal marcada, mientras que las nervaduras permanecen marcadamente verdes.

Cuando estas hojas maduran son más delgadas de lo normal y tienen consistencia similar al papel. En casos de deficiencia severa las hojas presentan color blanco amarillento en la lámina y, las venas toman un color verde pálido. En el caso de las carencias de “Fe”, las necrosis aparecen en casos avanzados, en los cuales se presenta una quemazón bien marcada del ápice.

0 0 voto
Calificar artículo
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios