Cultivo de Cereales

Cultivo de Cereales

Son los alimentos más importantes en la dieta humana y animal, debido a sus altas cualidades nutrimentales, ya que contienen hidratos de carbono, proteínas, sales minerales y vitaminas, nutrientes indispensables para el ser humano; además de bastante fibra. A diferencia de otros alimentos, los cereales pertenecen a un grupo de plantas de la familia de las gramíneas.

Se caracterizan porque la semilla y el fruto son una misma cosa. Están compuestos por la cascarilla que está integrada por fibras de celulosa que contiene vitamina B1, el germen que contiene grasas insaturadas, y la almendra interna que se compone de almidón.

Los principales cereales que se consumen son el trigo, el arroz, el maíz, el centeno, la cebada, la avena y el mijo.

El desarrollo en la siembra de estos alimentos, se ha dado dependiendo de la ubicación, el clima, los tipos de tierra y los hábitos de consumo de los pobladores, que están estrechamente relacionada con su cultura. Cabe destacar que su riqueza alimenticia, además de proteínas, vitaminas y minerales, está en su biodisponibilidad, y en sus muy variadas formas de prepararlos y de procesarlos.

Donde se cultivan: el trigo, avena, cebada necesitan  clima templados el maíz, mijo, arroz necesitan climas cálidos. No obstante en la actualidad se han descubierto variedades más resistentes y adaptables a otros tipos de climas el centeno se cultiva en zonas frías

Los cereales son un maravilloso alimento que se puede preparar en muchísimas y exquisitas formas. El trigo se consume a través del pan, galletas, pasteles, pastas para sopa, tortillas, hojuelas, pulidos, en harinas refinadas o integrales, e incluso se hacen todo tipo de bebidas.

Características de los cereales

Aunque existen diferentes cereales, todos ellos presentan una serie de características comunes: son plantas herbáceas de tallos redondos y huecos, hojas estrechas abrazadoras y flores en inflorescencia (espigas, panículas, o racimos) cada espiga consta de varias flores reunidas en espículas. Las flores suelen tener 3 estambres y un solo ovario con dos estigmas plumosos, carecen de pétalos y en su lugar los estambres o estigmas están rodeadas por dos pares de piezas opuestas colocadas una encima de la otra llamada glumelas superior o palea y glumela inferior o lema. Posee frutos secos indehiscentes es decir que no se abren al madurar del tipo cariópside. Un fruto de cereal es lo que normalmente se llama grano o semilla

Los granos de los cereales están formados por diferentes capas superpuestas, y cada una de estas capas tiene una diferentes estructura , y composición nutricional. La estructura anatómica de todos los cereales es muy similar. Los granos, son relativamente grandes y contienen en su interior la semilla. En algunos casos las cariópsides pueden ser vestidas, como es el caso de la avena, cebada, arroz, etc, que presentan una cáscara o cubierta que envuelve el fruto.Esta cáscara externa está formada por unas cubiertas florales denominadas glumas, que permanecen plagadas incluso después de la trilla.

Otras variedades como el centeno, maíz, trigo, etc. pierden fácilmente la cáscara en el proceso de trillado(separación de el grano y la paja), y a estas especies se las conoce como cariópsides desnudas.

El grano o carópside está compuesto por dos estructuras principales: el pericarpio y la semilla.

EL PERICARPIO

Es la cubierta del fruto, y forma una parte del salvado. Es la capa que mayor proporción de fibra posee de los cereales. Esta capa se divides en dos:

Una exterior, conocida como alas de abeja, y otra interior formada por el endocarpio y una serie de células intermedias. El pericarpio también se caracteriza por ser rico en proteínas, además de contener una proporción de lípidos. Y no contiene almidón.

LA SEMILLA

Es la estructura que se encuentra en el interior del pericarpio y también su estructura está formada a base de capas. La testa ( que es la cubierta de la semilla, la que da el color a los cereales, y el endospermo, que es la capa mas interna.

El endospermo de la semilla constituye el tejido nutritivo de los cereales, y además es el lugar de reserva de hidratos de carbono ( en forma de almidón ) de los cereales, aunque también posee pequeñas cantidades de vitaminas, enzimas, y ácidos grasos.